Inteligencia emocional o el poder de las personas ¿cómo lo llevamos a los recursos humanos?